La Florida deberá indemnizar con 200 millones a familia de guagua que terminó con fractura de cráneo durante simulacro en Cesfam José Alvo

Un simulacro de rutina en un centro de salud familiar en La Florida terminó en un grave accidente, una recién nacida sufrió una caída que le provocó una fractura múltiple de cráneo. La familia afectada demandó al municipio.

Una fuerte sirena sonó el 19 de noviembre del 2014 en el Cesfam José Alvode la comuna de La Florida. Todos debían evacuar rápidamente, pero se trataba de un simulacro de incendio.

Mientras tanto, en la caja 10, una guagua de sólo 14 días de vida estaba siendo atendida por una enfermera. En compañía de su madre, salieron rápidamente del edificio para ubicarse en la zona de seguridad del Cesfam. Paradójicamente, es en ese momento y lugar donde ocurrió la tragedia.

Marcela Acuña, testigo del accidente y en ese entonces funcionaria del Centro de salud, recuerda que la bebé sufrió una caída de al menos 1 metro y 20 centímetros.

“En la plaza, la señora, la enfermera que la tenía, se fue hacia atrás y se tropezó en una rejilla de estas de agua y ahí la niña saltó y cayó al suelo“, relató Acuña.

Su testimonio fue parte de la demanda que presentó la familia de la pequeña en contra del Municipio de La Florida, ya que denunciaron negligencia en el simulacro. El diagnóstico tras la caída de la niña fue fractura múltiple de cráneo. 

A la fecha, casi se cumplen 5 años del proceso legal, que ya tiene el primer fallo judicial. Se dictaminó que el municipio debe pagar $200 millones de indemnización a la familia de la menor.

En el dictamen, la jueza consigna que sí hubo negligencia en la implementación del protocolo de evacuación, lo que provocó la caída de la menor.

La niña en la actualidad tiene 4 años y, según el fallo judicial, presenta distintas consecuencias neurológicas: déficit intelectual, epilepsia, déficit visual, trastornos del lenguaje, trastornos de aprendizaje y trastornos psiquiátricos.

Marcela Acuña, también, confirma que la niña estaba sana y que “salió todo bien, su parto normal”, a pesar de esto, terminó con consecuencias neurológicas.

Según el documento y testimonio de testigos del accidente, con el simulacro se produjo una aglomeración en la zona segura, lo que provocó que los trabajadores se trasladarán a otro punto del Cesfam, donde ocurrió el accidente. Es en ese lugar que no era parte de la zona segura del simulacro. El municipio apeló al fallo judicial.

Alfredo Bravo, jefe de área de salud de la Corporación Municipal de La Florida, argumentó que la defensa jurídica del municipio se basa en que “esto fue un accidente no previsible y que tomados todos los resguardos fue una situación que no estaba contemplada que ocurriera y que eventualmente no podía evitarse que ocurriera”.

Bravo, además agrega que según la investigación interna del municipio, si se cumplieron todos los protocolos para que el simulacro fuera bien ejecutado. Tras la apelación, la familia de la menor está a la espera del proceso que incluso podría llegar a la Corte Suprema.

chvnoticias.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *