Arbolado Urbano en La Florida. Se necesita un cambio de paradigma.

0
229

El arbolado urbano (los árboles que están en calles, avenidas, parques) cumple diversas funciones.
Foco paisajístico: Hermosean las calles (por su follaje, forma, flores, frutos), dan uniformidad a las avenidas (por ejemplo, plátanos orientales en Avda. Macul).
Foco ambiental: Aporte de oxígeno, por lo que mejoran la calidad del aire, hábitat de diversos animales y otras especies vegetales, regulan la temperatura y dan sombra (muy importante en los días de verano), cumplen un rol importantísimo en la captación de aguas lluvias y en la regulación hídrica del suelo (el agua “capturada” por el suelo), controlan erosión del suelo.
Foco social: Disminución de ruidos, si es una especie adecuada y se ha cuidado correctamente protege la superficie pavimentada, otorgan una sensación de bienestar y aporta en la recreación no solo de niñas y niños, si no que de todas las personas.
Foco económico: Aumento en el valor de casas y departamentos (revaluación de la propiedad residencial), al influir en las temperaturas, cumplen un aporte en el ahorro energético.
En definitiva, teniendo en consideración todo lo anterior, los árboles en las ciudades aportan en la calidad de vida de las personas.
FB_IMG_1612707860704

Imagen 1. Cambio visual de una calle con y sin áreas verdes (Imagen obtenida de la Web)

¿Cuál es la situación a nivel nacional?

Si es tan beneficioso tener árboles, uno esperaría que existieran leyes y políticas claras que garanticen estrategias de arbolado urbano para las distintas regiones y zonas a nivel nacional. Pero no es así.
Hay políticas que apuntan a un aumento en la cobertura y distribución de los árboles en las ciudades, pero no enfatizan que lo óptimo es realizarlo con especies nativas de la zona, y no tienen la fuerza para presionar a las inmobiliarias para que las integren en sus proyectos. Por lo que seguimos viendo que se colocan ejemplares exógenos (no nativos), como el plátano oriental, que es muy alergénico, palmeras, con bajo aporte medioambiental y, que en los sectores más vulnerables, la inclusión de árboles y áreas verdes sean casi inexistentes. Aún esperamos la Ley del arbolado urbano en Chile.

¿Qué sucede en nuestra comuna?

Hoy en día en los países desarrollados, hay un cambio en el cómo se ven los espacios públicos y cómo se maneja la vegetación urbana. Ya no solo se buscan especies del punto de vista estético, sino que también, que aporten al medio ambiente.
Hemos visto que el actual gobierno municipal, comandado por Rodolfo Carter, ha realizado un cambio en el hermoseamiento de algunas calles y avenidas de la comuna, sin embargo, su política de paisajismo municipal, se basa principalmente en la colocación de plantas anuales en macetas de llamativas flores y colores (que se cambian y reemplazan frecuentemente para mantener el punto focal), y el reemplazo en avenidas del arbolado por palmeras.
Podemos desprender de lo anterior que:
– El embellecimiento de calles se ha realizado solo para “algunos sectores” de la comuna, con un claro sesgo en las poblaciones y barrios más vulnerables.
– El criterio utilizado es mayoritariamente estético (belleza escénica), por sobre un criterio ecológico y sustentable (ambiental, social y económicamente).

Palmeras vs. Pimiento

Chile tiene una palmera nativa, la Palma Chilena (Jubaea chilensis), que la podemos ver, por ejemplo, en la bajada de agua santa hacia Viña del Mar o en el parque Nacional la Campana, pero cada vez hay menos ejemplares y su crecimiento es muy lento, por lo que no se utiliza como arbolado urbano.

Las especies más usadas en Chile, y en nuestra comuna, son originarias de otros países y climas, pero que se han adaptado bien a las condiciones ambientales, no requieren de un suelo muy nutrido, tienen crecimiento rápido, por lo general un tronco largo y despejado lo que favorece una buena visibilidad y su manejo es relativamente sencillo (cortar y despejar algo de su ramaje), por lo que no hay un gran costo de mantención asociado. Por otro lado, la palmera Californiana necesita de poco riego, lo que la hace sumamente atractiva para colocarla en platabandas y bandejones centrales.

El Pimiento, molle, pimiento boliviano (Schinus molle), es un árbol nativo (originario de Bolivia, Perú, Norte y centro de Chile y Argentina). Es una especie muy eficiente en el uso de agua (tolera bastante bien periodos de sequía y altas temperaturas). Es un árbol longevo (que vive muchos años), resistente al clima y de hoja perenne (no se caen en otoño-invierno).

Si comparamos ambos ejemplares obtenemos muchas diferencias, por ejemplo, la copa de un molle produce mucha más sombra y sensación de frescura que la que produce una palmera. Este punto es muy importante, más aún cuando vemos que en el mundo hay un gran calentamiento global y necesitamos poder tener lugares y espacios más frescos. En otras palabras, el efecto sobre las temperaturas y confort término es muy superior con el Pimiento.

Desde el punto de vista del aporte al hábitat de diversas especies, las palmeras no son muy atractivas para muchas aves (en especial las nativas) ya que si bien, sus frutos son consumidos por algunos pajaritos, los árboles nativos, y en este caso los pimientos, son parte del hábitat natural de las aves nativas, muchas de ellas anidan en sus follajes y consumen sus frutos.

El sistema radical (las raíces) de las palmeras no son muy profundas, lo que facilita el manejo en calles y avenidas. Por otro lado, muchas veces los árboles, al ser mal manejados (malas podas, realizadas en épocas no adecuadas) hacen que sus raíces crezcan de tal manera que levantan pavimentos y/o veredas. Sin embargo, este es un error que se puede evitar teniendo un calendario de podas adecuados y que sean guiados por profesionales y técnicos competentes en la materia.

molle 2 molle

 

 

 

 

 

 

Imagen 2 y 3. Molles o Pimientos en  Av. La Florida con Enrique Olivares (Archivo personal)


Las palmeras, al tener pocas raíces y estas ser más superficiales, no “sujetan” el suelo tan fuertemente como lo haría un árbol nativo, aumentando la probabilidad que la palmera se caiga si hay una fuerte presión sobre ella (vientos fuertes, una inundación, un aluvión).
Las hojas de las plantas son depuradores del aire, no obstante, la absorción de Anhídrido carbónico (CO2) y la producción de oxígeno de las palmeras es aproximadamente un 70% menor comparado con el aporte de aire respirable que nos entregan los árboles. Mientras el árbol es más alto, con una gran copa y más hojas tenga (y no las pierda en invierno), más oxigeno producen.

En resumen, el pimiento tiene un valor ambiental, social y cultural muy superior a las palmeras, y es un despropósito ir sustituyendo especies nativas por especies exógenas cuyos aportes son muy inferiores, aun cuando queramos desde un punto de vista estético asemejarnos a california o playa del Carmen con una hilera de palmeras.

Por otro lado, creo que es el momento de fomentar en la comuna que se exija que los proyectos inmobiliarios utilicen mayoritariamente especies nativas como arbolado, como por ejemplo, nuestro querido pimiento boliviano, quillay (Quillaja saponaria), peumo (Cryptocarya alba), espino (Vachellia caven), maitén (Maytenus boaria), entre otras especies. Pero esto no sucederá si se siguen privilegiando criterios obsoletos y cortoplacistas en el manejo de las áreas verdes de la comuna.

Pamela Zavala Lagos
Ing. Agrónoma – Paisajista U. Chile

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.