Motos de Rescate de La Florida asisten parto de una bebé

0
248

El equipo de paramédicos de las Motos de Rescate del Área de Salud de la Corporación Municipal de La Florida (Comudef), difícilmente podrá olvidar el procedimiento que protagonizaron la madrugada de este sábado. Tras recibir un llamado al número de emergencias 1416, a eso de las 04:35 horas, asistieron a una mujer de 36 años, pues daba a luz a una bebé de sexo femenino, que pesó 3.045 kilogramos.

Marcelo Olivares, paramédico de las Motos de Rescate, fue quien recibió a la bebé. Junto a otros dos profesionales de la salud, quienes asistían a la madre y recopilaban los antecedentes legales del nacimiento.

“Logramos cerrar un ciclo. Pues, el año pasado, vivimos un caso muy dramático en que murió una pequeña tras haber sido atropellada. Y siempre, como equipo, tuvimos esa angustia, pena y dolor por ese procedimiento. No había mucho que hacer, tenía muchas lesiones. Pero nos dimos cuenta, que después de un caso así, el mundo da vueltas y logramos traer a la Tierra a una niñita que nos trajo felicidad, alegría y energía. Además, ganas de continuar con el compromiso de seguir ejerciendo nuestra profesión”, expresó emocionado Olivares. “La vida nos premió nuevamente”, añadió el paramédico.

César Mardones, cuñado de la madre que dio a luz, expresó que “fue muy buena la atención. La puntualidad, fue eficaz. Llamamos al 1416 y llegaron de inmediato a ayudar a mi cuñada. La emoción es muy fuerte en estos momentos”.

No correr riesgos

Desde el Área de Salud municipal informaron que, previamente, familiares de la madre ya habían desenredado el cordón que venía alrededor del cuello del bebé, por lo que la menor se encontraba en buenas condiciones. Por ello, avanzada la labor de parto, la unidad de paramédicos de las motos de rescate, procedieron a armar el kit con elementos vitales para la atención.

Entre los implementos que lleva consigo esta unidad de rescate, se encuentra una bomba para aspirar secreciones, un kit estéril de tijeras y glam para poder cortar de manera adecuada el cordón umbilical. La clave es no poner en riesgo tanto al bebé como a la madre.

A renglón seguido, los paramédicos habilitaron unas mantas especiales. Esto, para poder limpiar y dar abrigo a la guagua. Así se creó el apego de manera inmediata entre el bebé y su mamá, quien se mostraba contenta y tranquila. Y es que la pequeña Sayen, había nacido sanita y sin mayores complicaciones.

Más tarde, y cuando todo el proceso había culminado con éxito, llegó una ambulancia que trasladó a la madre y a la bebé al hospital de La Florida, quienes se encuentran en buen estado. Desde las Motos de Rescate, se ha realizado un seguimiento de la condición de la madre y la niña en todo momento.

comudef.cl

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here