JUAN ORTEGA «ORDENAMIENTO DEL TERRITORIO»

0
10

El Plano Regular Comunal de La Florida, que esta vigente a la fecha, uniforma el uso del territorio comunal, dejándolo funcional al desarrollo del negocio inmobiliario, que segrega la comuna, acentuando y perpetuando la condición de marginalidad y pobreza de varios sectores de la comuna, siendo un caso emblemático la situación que viven los vecinos que habitan “de Santa Raquel al poniente”. Con el actual Plano Regulador Comunal no solo se divide socialmente la comuna limitando su integración social, sino que además al clasificar el uso del suelo se da determinadas características a los distintos sectores que componen el territorio comunal condicionando las actividades que pueden realizar los vecinos dentro del espacio que habitan.

Al ser potenciado el mercado inmobiliario, el suelo comunal conformado mayoritariamente por terrenos agrícolas paso rápidamente de ser ocupado para la construcción de barrios, villas y condominios. Este explosivo crecimiento inmobiliario comunal posterga otros usos del terreno distintos al inmobiliario, afectando los espacios públicos, deportivos, recreativos y de areas verdes. De igual forma al grabar los terrenos para uso exclusivo habitacional se limita el uso de terrenos que puedan ser destinados a funciones de producción de bienes y servicios, privilegiandose la construcción de los malls, megamercados y centros de servicios que están en manos de corporaciones transnacionales, en desmedro de una gestión económica local màs diversa e integral que entregue oportunidades de desarrollo y emprendimiento de los vecinos de la comuna.

La nula visión y proyección de la vida comunal por parte de las autoridades políticas comunales queda reflejada en la mirada economicista y cortoplacista del actual Plano Regulador Comunal que nos da la condición de comuna dormitorio con incrustaciones de megacentros comerciales, que obligan a la mayoría de los floridanos a desplazarse hacia otras comunas en pos de conseguir el sustento diario. La fuerte influencia inmobiliaria, la falta de espacios públicos y areas verdes, las limitantes al desarrollo económico local y la falta de visión y compromiso con el desarrollo comunal de las autoridades políticas comunales terminan por extinguir el sueño de comuna que esta presente en muchos floridanos.

Sì bien los cambios en el Plano Regulador Metropolitano impuestas desde un Gobierno Regional estructurado de forma antidemocrática que no tiene representación directa de los ciudadanos, han influido directamente en algunos cambios en el Plano Regulador Comunal, finalmente son las distintas autoridades comunales las que han modificado la normativa comunal y flexibilizado la función de fiscalizadora, permitiendo que el interés de lucrar por parte de las inmobiliarias, que en poco tiempo logran moldear el territorio comunal según sus particulares intereses de lucro dejando en un último plano el bien común.

A modo de ejemplo podemos señalar que Las modificaciones al Plano Regulador Metropolitano que permite la ampliación del radio urbano de la ciudad hasta los 1000 metros de altura, permite modificaciones a seccionales del Plano Regulador Comunal que permiten la subdivisión predial en zonas de cuestionado territorio como el conjunto habitacional Alto Macul ubicado a un costado de la quebrada de macul en zonas cercanas al Aluviòn que afecto las perdices y la higuera.

Con el mismo argumento las autoridades comunales permiten la subdivisión predial del fundo de viña tarapaca donde la inmobiliaria a cargo del proyecto busca expandir la construcción de casas amenazando la existencia del emblemático bosque precordillerano ubicado en el fundo El Panul que presentan microclimas y especies únicas en el planeta. Motivo de conflicto entre la constructora y la comunidad, donde la comunidad reclama la entrega de a lo menos 20 hectareas para salvaguardar el bosque el panul y crear un parque comunal con flora y fauna protegido de carácter publico y con participación activa de la comunidad en la gestión y administración del futuro parque precordillerano.

Otro de los aspectos donde la falta de fiscalización por parte de las autoridades comunales queda de manifiesto en medio de la polémica comunal por la entrega en comodato por 30 años a la empresa privada Audax Italiano La Florida SADP, (a cero costo) del Estadio Municipal Bicentenario de La Florida. Puesto que dentro de la investigación hecha por los vecinos que revindican la propiedad comunal del estadio por una parte y por otra parte la de los vecinos del estadio que reclaman por ruidos y daños provocados en los eventos masivos que ahí se realizan. Para sorpresa de muchos se deja al descubierto que el condominio Palermo con el cual colinda el estadio no cuenta con permisos de edificación para algunas viviendas ya que estas fueron edificadas en terrenos destinadas a areas verdes.Lo cual no solo constituye una falta grave por parte de profesionales y autoridades municipales que debieron autorizar y fiscalizar las obras, sino que además esta situación afecta la fe publica, ya que en estricto rigor legal dichas viviendas podrían ser demolidas.

Es habitual observar como las empresas inmobiliarias tuercen y evaden normas y fiscalizaciones, con la complicidad que da la omisión involuntaria producida por un mal trabajo municipal o bien de la sospechosa complicidad de quien voluntariamente no fiscaliza en forma adecuada. Basta ver como las ampliaciones de malls y construcciones de nuevos supermercados trasgreden normas como lo fue la construcción de los estacionamientos del Unimarc del paradero 10 que puso en riesgo las edificaciones vecinas,

¨La desidia y falta de compromiso de las autoridades comunales queda de manifiesto al ver como después de 10 años desde que se cierran los pozos areneros de Santa Raquel, no se ha logrado articular un proyecto publico privado que puedan viabilizar el uso de esos terrenos ya sea mediante el desarrollo de proyectos de areas verdes, ecoparques y campos para el deporte y la recreación familiar y por otra parte el desarrollo de proyectos de producción de bienes y servicios que permitan acoger el emprendimiento y la innovación de los vecinos de los quillayes y los navios, como pueden ser empresas de reciclaje , ferias persas o bien el emblemático proyecto de puerto seco que posibilite el abastecimiento de frutas y verduras frescas para el sur y oriente de Santiago.


La Florida a 31 de julio del 2012,

aporte_quillayino

Juan Ortega + juanortegavidal@gmail.com

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.